OPTICA POLITICA

Por Aliber López

“Cárdenas Solórzano se deslinda del PRI y funda la CD”

“Se enfrenta al neoliberalismo en 1988 y le cometen fraude”

“No aprecia propuestas alternativas de AMLO”

Revisamos lo dicho por Cuauhtémoc Cárdenas Solorzano, último entrevistado de la izquierda, por Álvaro Delgado y Alejandro Páez, en su libro, “La Disputa por México” editado recientemente. Cárdenas Solorzano a sus 88 años, quien hace 30, disputó el poder a Carlos Salinas de Gortari después de deslindarse previamente del PRI y fundar la CD (Corriente Democrática) del PRI en 1987, sufriendo fraude electoral, y habiendo conformado el PRD en 1989, e iniciado una etapa de la unidad de la izquierda con el nacionalismo de una franja del PRI y llegando a ser, además de líder de esa nueva izquierda, jefe de Gobierno del D. F. por 3 años, expresa de arranque, que no solo “no ve que el proyecto de AMLO (Andrés Manuel López Obrador) sea una alternativa al neoliberalismo… sino que tampoco advierte un plan de la 4T (Cuarta Transformación) que impulse el desarrollo y se comprometa con los votantes”. Sin embargo, tiene confianza en que se está gestando una nueva alternativa de izquierda y la derecha no ofrece alternativa alguna.

Cárdenas se queja de que la economía no crece, la miseria no ceja, la educación, la salud y la seguridad siguen siendo malas, aunque reconoce que hay realizaciones importantes en lo interno y en las relaciones internacionales cosas buenas, pero percibe que las instituciones del neoliberalismo no han sido desmanteladas. Reconoce que se hacen esfuerzos por rescatar los energéticos, pero que éstos no se han concretado, como tampoco el combate frontal a la pobreza. Reconoce que el único proyecto que existe, bien definido, es el neoliberal, el que favorece a los grandes empresarios de la nación y reconoce, si, algunas acciones en contra del neoliberalismo, aunque no percibe que se esté instrumentando un mecanismo que eche abajo todos sus principios y soportes.

Al calificar los tiempos que vivimos, Cárdenas Solórzano expresa que ninguna alternativa puede tener validez si se sustenta solo en estar en contra del presidente en turno, así sean algunos a quienes todavía considera sus amigos militantes del PRD, partido del que se salió desde los tiempos de Enrique Peña Nieto (2014). Expresa también que de momento no aprecia ninguna propuesta de ningún bando, que hay mucho que cambiar para sentir que en México hay una normalidad democrática y un justicia económica y social. Reconoce que hay mejores elecciones que en 1997 aunque no son elecciones que nos brinden confianza y que llegarán tiempos mejores.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also
Close
Back to top button