OPTICA POLITICA

Por Aliber López

El golpeteo actual a la maestra y antropóloga Leticia Ramírez Amaya, recién nombrada secretaria de la SEP (Secretaría de Educación Pública, al parecer tiene que ver más con el futurismo presidencial que con alguna preocupación seria por el servicio educativo nacional. Todos visualizamos que alrededor de 40 años de políticas aceleradas de neoliberalismo, afectaron tanto a la economía nacional, como al gasto social de una manera sistemática en su deterioro paulatino. Los servicios de salud, educación y cultura fueron reduciéndose paulatinamente o se perdieron en el gran embudo de la corrupción que se fue agrandando desde los años “80s.”, hasta el 2018. La venta en mazorca de los bienes nacionales y la corrupción, impidieron mejorar presupuestalmente todos los programas de bienestar social.

Entonces un presupuesto reducido en Salud, Educación, Cultura y Deportes, al que llegamos en el 2018, con la llegada de una pandemia al inicio del segundo año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, su consecuente crisis económica y la necesidad de ponderar la solución de problemas nacionales, ciertamente retrasó la atención a los temas educativos por ejemplo; a pesar de ello en 3 años y medio de gobierno se han basificado alrededor de 600 mil plazas de maestros, se ha logrado mejorar los salarios a los que menos ganan en el magisterio y a ningún empleado federal se le suspendió su sueldo durante la pandemia. Además, ya lo ha prometido Andrés Manuel, que al final de su sexenio, las cosas mejorarán en el sistema educativo nacional en todos sus aspectos. Aunque nosotros pensamos que un presupuesto justo para educación en el país, requiere previamente una reforma fiscal progresiva, presumimos que eso no será posible en este sexenio, aunque si podría avanzarse contra la corrupción en ese renglón, al menos en todas las entidades gobernadas por MORENA.

Si Elba Esther Gordillo Morales, exdirigente del SNTE (Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación) impuesta por Carlos Salinas de Gortari y caída en desgracia por sus contradicciones Con el priista Roberto Madrazo Pintado y con Enrique Peña Nieto y su Reforma Educativa de febrero del 2013, descalifica en estos días a la nueva Secretaria de la SEP afirmando que se está entregando esa Secretaría a la CNTE (Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación) solo por el hecho de que Ramírez Amaya perteneció a esa organización. La realidad es que Elba Esther, quien en el 2018 ya libre de la cárcel que le impuso Enrique Peña Nieto por corruptelas en el SNTE apoyó a Delfina Gómez Álvarez para gobernar el Estado de México   y dolida porque su pretendido retorno a la política le fue impedido al no aceptársele a Redes Sociales Progresistas su registro como partido político, ahora pretende regresar a las “grandes ligas” de la política mediante su comentario sobre la nueva secretaria de la SEP y su respaldo Marcelo Ebrard Casaubon para el relevo presidencial, pero siento que le podríamos decir a Gordillo Morales, lo que se decía a si mismo el poeta español León Felipe en una de sus antologías poéticas publicadas en México; nos referimos al poema que escribió sobre el “violín Roto” : “León Felipe, vas a tener que comprarte otro violín. A buena hora, a los 80 años…”. En realidad, la ex líder magisterial solo tiene 77 años, pero quienes somos sus contemporáneos, debemos más estar preocupados por formar nuevos cuadros y no aspirar a puestos de responsabilidad.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button