Padre rescata restos de su hija ahogada en el río Bravo

Por Rigoberto Ramos Ramírez

En medio del dolor y de su llanto, Pascual finalmente encontró el cuerpo de su hija, lo ató a la pequeña lancha y lo llevó hasta la orilla del río para hablarle a las autoridades y culminar con su calvario de no rescatar los restos de la joven.

Muy temprano ayer, bomberos y Protección Civil anunciaron que durante el día andarían ocupados y que en el transcurso lo emplearían para la búsqueda y rescate de la joven Liliana, que se ahogó al pretender cruzar a nado a los Estados Unidos y que lo hacía en compañía de su novio Emmanuel.

Emanuel había sido deportado recientemente de los Estados Unidos y Liliana, solidaria o por amor al joven lo acompañó al río para juntos irse a los Estados Unidos, en medio de la noche y en medio de las bajas temperaturas que se viven en la región.

Después la versión es confusa por parte de Emanuel, quien dijo a las autoridades que ambos se metieron al agua pero que luego vio que su novia se hundió y que pretendió ayudarle pero no lo logró.

Al dar aviso a las autoridades se abocaron en las primeras horas a la búsqueda de Liliana, pero los esfuerzos fueron inútiles y dejaron de buscarla, no así Pascual quien en todo momento estuvo a la búsqueda de los restos de su hija, incluso cuando las autoridades lo abandonaron en esas acciones.

Ayer finalmente Pascual dio por terminada la búsqueda, vio el cuerpo de la joven, lo amarró a la pequeña lancha que había rentado y en medio de todo su dolor la puso delicadamente en la orilla del río, para que ahora sí las autoridades acudieran a hacer su trabajo, dar fe del cadáver, llevarlo al Semefo y luego la familia recibirlo para darle sepultura.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button