Polo Polo… se acabó el show

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- La tarde de ayer se dio a conocer el fallecimiento del maestro de los albures y considerado pionero del stand up en México: Leopoldo Roberto García Peláez, mejor conocido como Polo Polo.

Paul García, hijo del comediante guanajuatense, compartió los pormenores del último tiempo de vida de su progenitor. Él comentó al programa “Ventaneando”, su padre pasó sus días restantes de vida en compañía de su familia y la mañana del lunes dejó de respirar, así que la familia aseguró que se trató una causa natural.

Polo Polo sufría de demencia vascular y estaba siendo atendido en su casa. Su hijo rechazó la versión que su partida se haya dado en un hospital. “Fue muerte natural, finalmente falleció a las 5:15 de la mañana… dejó de respirar y ya está. Siempre arropado por la familia, mi hermana estuvo pendiente de él, nunca quiso entrar en una institución y (quería) que lo cuidáramos nosotros”, explicó su hijo.

Fue en el año 2016 cuando el humorista se esfumó de los escenarios y hubo un gran misterio respecto a lo que sucedió con su salud; entonces trascendió que la luminaria se retiró de los escenarios debido a que fue diagnosticado con Alzheimer.

Sin embargo, Paul negó que dicha enfermedad afectara al bromista; sin embargo, destacó que anteriormente su progenitor fue diagnosticado con demencia vascular.

Esta es una enfermedad crónica de daño cerebral, la cual es ocasionada por múltiples derrames cerebrales que, a la larga, afecta la memoria de los pacientes.

Una vez que el actor de “La Escuelita Vip” supo de su enfermedad, la cual afecta la memoria, evitó hablar de ello con la prensa, así que solo tomó la decisión de alejarse de los escenarios, comentó su familiar.

“Puedo decir que siempre arropado por la familia, todo el tiempo mi hermana estuvo al pendiente de él. Cumplieron lo que siempre él quiso, más bien, nunca quiso entrar a una institución y quería que siempre lo cuidáramos nosotros”, detalló el hijo de la estrella de la comedia.

Leopoldo saltó a la fama por contar chistes cargados de un humor negro. Su nombre se dio, según sus palabras, cuando él, quien ya tenía una amplia carrera fuera de los medios y fue llamado para grabar un comercial, pero durante esta filmación ocurrió un accidente que dio pie al cambio en su nombre.

“Y no se pierdan lo mejor de México Nocturno con Polo”, expresó el comediante, cuando al mismo tiempo las cámaras con las que lo filmaron se congelaron y la palabra “Polo” se repitió en más de tres ocasiones.

Este hecho le molestó, pero ya no pudo regresar a repetir la grabación.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button