Por Pegasus, FGR investiga espionaje a los periodistas

Fiscalía tiene 2 carpetas abiertas

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- La Fiscalía General de la República (FGR) tiene abiertas dos carpetas de investigación en relación al software espía Pegasus de la empresa israelí NSO Group, usado para intervenir los dispositivos de periodistas.

Fuentes de la fiscalía puntualizaron a EL UNIVERSAL que las investigaciones son referentes a las denuncias presentadas en el año 2017 por el supuesto espionaje a comunicadores.

Mientras que el caso de los periodistas Ricardo Raphael y Daniel Moreno, director de Animal Político, así como del presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, Tamaulipas, Raymundo Ramos, surgido este año, está en etapa de averiguación, ya que presentaron una denuncia en días pasados por ser espiados en sus dispositivos móviles durante 2019 y 2020.

La primera investigación consiste en la adquisición por parte de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), durante el sexenio anterior, del equipo de espionaje Pegasus, por la cantidad de 456 millones 843 mil 149 pesos.

Esto, sin que existiera justificación para su compra y evadiendo los procedimientos de licitación pública, además del uso irregular de la partida de Gastos de Seguridad Pública y Nacional.

En un comunicado, la FGR informó que se advierte la existencia de un concurso de delitos consistentes en peculado, fraude equiparado y asociación delictuosa.

Abundó que los presuntos responsables fueron Tomás Zerón de Lucio, quien se desempeñó como director en jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), así como otros servidores públicos que, por razón de secrecía y viabilidad procesal, no se identifican en este momento.

La dependencia destacó que se está gestionando la solicitud de orden de aprehensión contra quien proceda, así como las pautas para ejercitar acción penal.

En cuanto al uso de los equipos, señaló que se estará en posibilidad de ampliar la acción penal por los delitos vinculados por el espionaje ilegal, en el momento procesal en que se obtenga información al respecto.

En la segunda carpeta de investigación, la FGR indaga sobre el espionaje a periodistas y defensores de derechos humanos; detalló que el 26 de agosto de 2021 se ejerció acción penal a través de la obtención de una orden de aprehensión en contra de Juan Carlos “N”.

Resaltó que el 1 de noviembre de 2021 se cumplimentó la orden de aprehensión en contra del hoy detenido por su probable responsabilidad en la comisión del delito de intervención ilegal de comunicaciones agravado en perjuicio de una periodista, utilizando el malware Pegasus.

En este caso se solicitó la aplicación de la agravante prevista en el artículo 51 del Código Penal Federal, que establece que la pena se incrementará cuando el delito se cometa en contra de la libertad de expresión.

Elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM) cumplimentaron la orden de aprehensión en Querétaro, trasladándolo a la Ciudad de México, donde fue puesto a disposición de un juez, en el Centro de Justicia Penal Federal en el Reclusorio Sur.

El 6 de noviembre de ese año, el juez de Control determinó vincular a proceso al imputado, también dictó como medida cautelar prisión preventiva justificada, por existir riesgo de fuga y posibilidad de intervención en el desarrollo de las investigaciones.

La FGR detalló que en este caso se han presentado ante la autoridad judicial las notas de prueba que señalan que la empresa NSO Group vendía ilegalmente el sistema Pegasus.

Asimismo, que lo utilizaba por su cuenta para entregar la información a otras personas. “Conforme se vaya obteniendo mayor información, se dará a conocer”. El viernes pasado, el Presidente llamó a la FGR a que informara sobre los avances de las denuncias de espionaje a periodistas, defensores de derechos humanos y opositores por el programa Pegasus en el sexenio pasado, pero también en el suyo.

El Mandatario acusó que en sexenios pasados había funcionarios públicos “que no servidores públicos”, que se dedicaban al espionaje y vendían equipos al gobierno federal, pues era un “negocio jugoso” y lucrativo.

“No tengo mucha información, sólo que existen estas denuncias en la fiscalía y para no especular, lo mejor sería pedir a la FGR de manera respetuosa que nos informe sobre estas investigaciones”, consideró.

Según una nota de The Washington Post, de junio de 2021, México se ubica en el primer lugar con más números telefónicos intervenidos por Pegasus, con 15 mil.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button