Prevén permanencia de migrantes deportados

Ciudades de la frontera como Matamoros sufrirán las consecuencias

ERNESTO H. SALGADO

Asociaciones humanitarias y dependencias de los tres niveles de gobierno enfocadas a  atender a los migrantes coinciden en externar su preocupación por los problemas que representará a las poblaciones de la frontera, principalmente, como Matamoros la decisión del Instituto Nacional de Migración que ordenó este mes la suspensión de traslados y devoluciones de migrantes en situación irregular, por falta de dinero, justo cuando se han batido récords en el flujo de desplazamientos hacia Estados Unidos.

Voceros de organizaciones de atención a los migrantes que pidieron su anonimato señalaron que de acuerdo a una circular firmada el 1 de diciembre por Francisco Garduño, el titular de Migración, la agencia migratoria mexicana ordenó la suspensión de trasladado y deportaciones de inmigrantes indocumentados por falta de dinero en el Instituto Nacional de Migración. 

Esto significará que  miles de inmigrantes que llegan a la frontera entre México y Estados Unidos quedarán a la deriva ante la falta de recursos económicos por parte del gobierno mexicano para atenderlos. 

El titular de Migración, Francisco Garduño, firmó una circular el 1 de diciembre que confirmaba la situación económica dentro del Departamento de Migración mexicano. 

De acuerdo a la circular 595/2023 la Secretaria de Hacienda de México suspendió pagos en el mes de noviembre por “ajustes de fin de año” y a la “falta de liquidez para cubrir los compromisos”. 

El documento publicado señala que las medidas entrarían en vigor desde el 1 de diciembre. Sin embargo, no detallaron cuánto duraría la medida. 

Con esta decisión, México no deportará a los inmigrantes a sus países y tampoco los trasladará de unos puntos de México a otros. 

Normalmente, México traslada inmigrantes desde la frontera con Estados Unidos al sur o interior del país, con el objetivo de descongestionar los cruces fronterizos. 

Entre las medidas, también se incluye el movimiento de agentes migratorios, que tendrán que regresar a las oficinas a las que estén adscritos. 

La orden del Instituto Nacional de Migración de México llega en un momento crítico para Estados Unidos, que sigue luchando contra la llegada de inmigrantes indocumentados a los cruces fronterizos con México. 

De enero hasta octubre de 2023, las autoridades migratorias mexicanas contabilizaron 590.000 inmigrantes en situación irregular en ese país. 

Según las estadísticas del gobierno mexicano, 51.000 inmigrantes fueron deportados entre enero y octubre de este año. 

Las deportaciones en México aumentaron en octubre, después de que el gobierno mexicano reactivara las deportaciones de cubanos y venezolanos. 

La falta de dinero de Migración México llevará a un fuerte descenso en la intercepción de inmigrantes en territorio mexicano, lo que implicaría más llegadas a la frontera con Estados Unidos. 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button