Republicano Greg Abbott gana reelección para gobernar Texas

EU.- El gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, ganó la reelección para un tercer mandato, según proyecta NBC News, derrotando “rotundamente” el desafío del demócrata Beto O’Rourke.

Al principio del ciclo, los expertos habían considerado la carrera por la gobernatura de Texas como uno de los enfrentamientos más cerrados del país, con O’Rourke, que finalmente no llenó las expectativas de los votantes.

En mayo, O’Rourke irrumpió en una conferencia de prensa de Abbott el día después de que un tiroteo en una escuela primaria en Uvalde dejara 19 niños y dos maestros muertos, y se acercó al escenario para culpar al gobernador de las políticas a favor de las armas antes de que la policía lo escoltara.

Sin embargo, la campaña de O’Rourke no tuvo el éxito requerido para ocupar el puesto.

Las encuestas en los últimos meses habían mostrado consistentemente que Abbott lideraba; un promedio reciente de encuestas de RealClearPolitics antes de las elecciones lo mostró por delante en más de 8 puntos porcentuales.

O’Rourke siempre se había enfrentado a una escalada cuesta arriba. Texas no ha elegido a un gobernador demócrata en más de tres décadas; “Abbott es un formidable recaudador de fondos y los republicanos de Texas se han abierto camino entre los votantes latinos”, escribió NBC News.

Los partidarios de O’Rourke habían afirmado que un trío de crisis (la falla de la red eléctrica del estado el año pasado, la pérdida del derecho al aborto y la tragedia en Uvalde) habían hecho vulnerable a Abbott en Texas.

En el único debate televisado de la carrera, en septiembre, O’Rourke trató de aprovechar esos temas, así como el muy publicitado programa de Abbott de transportar en autobús a inmigrantes de Texas a Washington, DC y otras ciudades dirigidas por demócratas.

El optimismo, sin embargo, resultó ser una ilusión. Después de que las encuestas mostraran que la carrera se reducía durante un breve período durante el verano, comenzaron a mostrar que Abbott tomaba la delantera.

La derrota de O’Rourke, un excongresista, es la tercera vez en cuatro años que no logra ganar un cargo más alto, después de su cerrada pero infructuosa candidatura al Senado en 2018 y una carrera en las primarias presidenciales demócratas de 2020.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button