Republicanos, por vengar su orgullo

MIAMI, EU. (EL UNIVERSAL).- 36 de los 50 estados que componen la Unión Americana estarán en la boleta electoral del 8 de noviembre para votar, entre otros cargos, el de gobernador.

“Varios de estos estados demócratas y republicanos han estado prácticamente en campaña desde 2018”, dice a EL UNIVERSAL el abogado internacionalista Jaime Ortiz, desde El Paso, Texas. En las elecciones de 2020, recordó, los demócratas ganaron “cinco estados que eran republicanos y estas elecciones serán cruciales para saber un poco el panorama que va a pintar también en [las presidenciales del] 2024”.

Estos son los 36 estados de la Unión Americana que tendrán votaciones este 8 de noviembre: Alabama, Alaska, Arizona, Arkansas, California, Colorado, Connecticut, Florida, Georgia, Hawái, Idaho, Illinois, Iowa, Kansas, Maine, Maryland, Massachusetts, Míchigan, Minnesota, Nebraska, Nevada, Nueva Hampshire, Nuevo México, Nueva York, Ohio, Oklahoma, Oregon, Pennsylvania, Rhode Island, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Vermont, Wisconsin y Wyoming.

De las 36 gubernaturas en juego, 20 están controladas por republicanos y 16 por demócratas. Hay cinco que traen a los republicanos con el orgullo herido, ya que en 2018 Joe Biden les arrebató los votos del Colegio Electoral y contribuyeron a su llegada a la presidencia. Se trata de Arizona, Georgia, Wisconsin, Pennsylvania y Michigan.

Un sexto estado que los demócratas están defendiendo a mil es Nevada, ya que cada año electoral desde 2008 ha ido incrementando la influencia republicana. Mismo caso de Nueva York, donde todo parecía pintar bien para la gobernadora Kathy Hochul hasta hace algunas semanas, cuando el republicano Lee Zeldin comenzó a avanzar en las encuestas. En Florida pasa lo mismo, pero al revés; de una década a la fecha los votantes del Partido Demócrata se han ido incrementando.

Un análisis no partidista de Inside Elections, dirigido por el especialista Nathan L. González, señala que Arizona, Nevada y Wisconsin están muy apretados y el candidato triunfador es incierto; Pennsylvania y Michigan mantienen una pequeña ventaja demócrata. Georgia tiene una ligera ventaja republicana.

Según Ballotpedia, un sitio que lleva cuenta de todas las elecciones y batallas que habrá este martes, son 14 los estados battleground, donde republicanos y demócratas pelean por cada voto: Alaska, Arizona, Connecticut, Georgia, Kansas, Maine, Michigan, Minnesota, Nevada, Oklahoma, Oregon, Pennsylvania, Texas (donde Beto O’Rourke se ha ido acercando al republicano Greg Abbott) y Wisconsin. De ellos, cinco están gobernados por republicanos; el resto por demócratas.

“Lo que menos está ayudando al Partido Demócrata es la baja popularidad que tiene Biden”, comenta Ortiz; “pero a diferencia de los votos que haya para el Congreso, cada estado en contienda cuenta con el prestigio, o no, de su gobernador y la manera en que haya hecho su trabajo”. Biden cuenta actualmente con 41% de aprobación y 54% de desaprobación.

Gobernadores a seguir. De los estados con elecciones a gobernador, hay dos que “no hay que perder de vista”, según Ortiz. Son California y Florida. El primero es gobernado por el demócrata Gavin Newsom; el segundo, por el republicano Ron DeSantis. “Los resultados de estas elecciones los pondrán, o no, en el camino a la presidencia”. Quien la tiene más difícil es DeSantis, pues además de enfrentar como posible rival a Trump en las primarias, encontraría a otra figura fuerte: el texano Abbott.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button