Rosalinda Banda Gómez, mujer de visión, ejemplo y perseverancia

Orgullo para San Fernando su  gestión ha sido impulsar el progreso de las familias, empleo es vital para avanzar

Por: Marissa Sánchez

Nativa en Ciudad Victoria,  el 28 de Junio del 1949, siendo sus padres Raúl Banda Fajardo en su oficio ferrocarrilero y señora Rosalinda Gómez de Banda,  ama de casa y quien es parte en su familia de 5 hermanos, siendo forjada sus estudios y valores con la visión siempre del progreso y gestión para servir a la gente.

Sus estudios básicos los estudia en la capital, egresando de la normal federal y donde se le asigna su plaza junto con otros y otras  doce maestros  y maestras y que venían solos  de la capital  y les esperaba  una aula de las escuelas en los diferentes sectores de San Fernando por el año de 1967.

Una maestra joven llega la comunidad rural de ejido Águila Azteca, donde le tocaba impartir de la clase a un promedio de 38 alumnos en la escuela rural, y donde se ganó el respaldo de la gente, dado que una maestra o maestro siempre ha sido dignos de todo respeto en la sociedad, estando por pocos meses ya que se le asignó en 1968 al edificio donde en aquel entonces era el sindicato de oficios varios para impartir la clases a más de 50 niños de primer grado.

Para proseguir su labor como docente en la escuela Primaria Benito Juárez García, vivencias y muchas enseñanzas que se impartieron con grandes profesoras, pero siempre incluía algo especial la visión de ver más allá que solo impartir una clase sino de ver necesidades apremiantes y que se requerían para detonar el avance de los estudiantes.

Añadió que durante la formación en este ámbito buscaba gestionar acciones como material educativo, deportivo y transcender en concursos y competencias que fueran dignas de representación de su escuela y municipio donde estaba trabajando.

En 1971 regresa a la capital del estado a Victoria, donde empieza a establecerse de nuevo en familia y para ello llega la etapa de noviazgo y matrimonio al contraer nupcias con el señor Héctor Osbaldo García Galván, quien era de San Fernando y de nueva cuenta retorna a esta ciudad,  y donde tuvo la oportunidad de trabajar e incorporase a un programa federal que manejaba la Secretaria de Agricultura, Ganadería y Pesca, donde se atendían de los

Programas PIDER a la región del Méndez, Burgos, Cruillas y San Fernando, empezando a conocer cada sector y cada familia y de las muchas carencias que requerían gestiones, lapso que estuvo por varios años para proseguir con la cargo en el Cetis 129 como jefa de Vinculación con los sectores productivos y apoyando a generaciones de alumnos para adherirlos a las tareas de lo que era el servicio social y prácticas profesionales.

Mientras en su vida personal, se preparaba con el estudio de la preparatoria abierta nocturna dándose los lapsos para acudir a la capital a realizarla.

También en su trayectoria empieza adentrarse en la política formando parte del Partido Revolucionario Institucional y donde asume la cartera Organismo de Mujeres, o buen consejo de integración de la mujer y donde sus gestiones fueron la instalación de un consultorio de médico que fuera de gran ayuda gratis y de trabajo voluntario y suma de médicos que apoyaban en brindar atención médica, consiguiendo medicamentos gratuitos y sumándose a esas tareas grandes mujeres sanfernandenses.

Así siguiendo su trayectoria en el programa federal Solidaridad impulsando en aquel entonces por el recordado Lic. Luis Donaldo Colosio, teniendo el cargo de la zona norte que abarcó varios municipios y donde a este programa tuvo el éxito y grandes respuestas gracias al trabajo del equipo de la recordada Ing Delia Garza, Lic. Margarita San Román, Lic. Teresa Rincones, Lic. Rosalva Perez, In…

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button