Soldados rusos se enferman de radiación; pescaron y excavaron trincheras en Chernobyl

Varias tropas rusas están enfermas por radiación después de cavar trincheras y pescar en el bosque de Chernobyl, cerca de la central nuclear que explotó hace 37 años, dijeron las autoridades. Los ucranianos que residen cerca de la estación nuclear advirtieron a las tropas rusas, que habían ocupado el área el año pasado, que no establecieran un campamento en el bosque, según un informe del portal británico The Independent y el diario The Times.

Desde el inicio de la guerra en Ucrania, las tropas rusas estaban estableciendo operaciones dentro de la zona de exclusión de 30 kilómetros cerca de la planta después de cruzar la frontera con Bielorrusia. Esto implicó cavar trincheras en el Bosque Rojo con fines defensivos, así como cazar animales locales y pescar para comer.

El bosque deriva su nombre del color distintivo de sus árboles, que murieron después de haber estado expuestos a altos niveles de radiación. Los esfuerzos de limpieza después del colapso de la planta en 1986 vieron a los equipos enterrar la capa superficial del suelo irradiada en el bosque, que ahora se considera uno de los sitios más radiactivos de la Tierra.

Citando a The Times, un residente que advirtió a las fuerzas rusas dijo que “comprendían los riesgos”, pero que “eran simplemente torpes”, añadiendo que cavaron trincheras a 9 kilómetros de la planta de Chernobyl, insertaron el canal de enfriamiento del reactor, lleno de bagres, y mataron a tiros a los animales cercanos a la zona.

Las tropas rusas abandonaron el área por completo a partir del 1 de abril de 2022, según The Times, siendo expulsadas por las fuerzas ucranianas mientras planean una gran contraofensiva. The Times agregó que los soldados que estaban estacionados en el Bosque Rojo comenzaron a mostrar síntomas de enfermedad por radiación.

La afección puede afianzarse a las pocas horas de la exposición y durar varios meses, con síntomas tempranos que incluyen náuseas y vómitos agudos. Los enfermos pueden ver que la condición se disipa, pero la muerte es común y los cánceres pueden desarrollarse como una complicación adicional en años posteriores.

En lo que se consideró el peor desastre nuclear del mundo, la explosión del reactor N*4 el 26 de abril de 1986 mató a decenas de personas y dejando a cientos con cicatrices por la radiación. Después del desastre de Chernobyl, se enviaron equipos de expertos químicos para desenterrar la capa superficial contaminada y enterrarla bajo tierra en el Bosque Rojo.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button