Superpeso llega a su mejor nivel en 7 años

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- La moneda mexicana en los mercados internacionales se ubicó ayer en 17.45 pesos por dólar al mayoreo, tocando su mejor nivel desde el pasado 2 de mayo de 2016, cuando cerró en 17.20 unidades, de acuerdo con información de Bloomberg.

La apreciación responde en gran medida a las especulaciones sobre las negociaciones de la ampliación del límite de endeudamiento soberano en Estados Unidos y la posibilidad de que la Reserva Federal (Fed) decida ya no subir su tasa en su próxima decisión de política monetaria.

Con el resultado, la paridad rompe el piso sicológico de las 17.50 unidades y acumula una ganancia de 10.4% o más de 2 pesos en lo que va del presente año.

Por su parte, el dólar al menudeo terminó la primera jornada de la semana vendiéndose en 17.90 pesos en bancos, 0.67% o 12 centavos debajo del cierre del viernes pasado, de acuerdo con datos de CitiBanamex.

En opinión de Gabriela Siller, directora de análisis económico de Grupo Financiero BASE, la apreciación del tipo de cambio se debe a tres factores.

El primero tiene que ver con los flujos de dólares que llegan a México, principalmente por exportaciones, remesas e inversión extranjera directa.

El segundo se relaciona con la política monetaria restrictiva del Banco de México (Banxico), la cual mantiene un diferencial de 600 puntos base en su tasa de interés respecto a la de Estados Unidos, y por la preferencia por invertir en divisas diferentes al dólar, en la cual el peso es atractivo por ser la moneda más líquida de Latinoamérica.

La expectativa de que la Reserva Federal de Estados Unidos ya no subirá la tasa de interés debilita al dólar, hace que los inversionistas vuelan a otros activos que den mayor rendimiento.

El Índice dólar, que compara el comportamiento de la moneda frente a otras seis principales divisas del mundo, cerró la jornada con una depreciación de 0.3%.

Con esto, es posible que en el corto plazo el peso siga apreciándose, pero existen riesgos de que pierda terreno, advirtió Siller, entre los que destacan mayor aversión al riesgo global que genere mayor demanda de dólares.

Esto puede darse ante un escalamiento de la guerra entre Rusia y Ucrania, así como por la posibilidad de que se atoren las negociaciones para elevar el techo de la deuda en Estados Unidos.

Además, existe la posibilidad de mayor aversión al riesgo sobre México en el caso de la aprobación de reformas que generen incertidumbre, y por la expectativa de menores flujos de dólares ante una posible recesión en Estados Unidos, o por aranceles a México por disputas comerciales.

Especialistas de Banorte ven factible una apreciación extra del tipo de cambio si Banxico mantiene un tono restrictivo (hawkish) en su reunión del jueves, donde fijará su política monetaria.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button