“¡Tenemos hambre!”, gritan habitantes de Shanghái, en medio del confinamiento en China por Covid

China.- La cuarentena estricta en Shanghái, China, ha llevado a sus habitantes a la desesperación. Tanto es así que en redes sociales se han difundido videos en los que se escuchan los desgarradores gritos de las personas clamando por comida desde las ventanas de sus hogares. “¡Tenemos hambre!”,  exclaman.

Hace 22 días, el gobierno de China decretó cuarentena total en la ciudad debido al incremento de casos de Covid-19. Dentro de las medidas, se estipuló que los habitantes solo podrían salir una vez al día para recoger los víveres que el Estado les suministra.

Con el fin de contener la propagación del virus, el gobierno ha aumentado la realización de pruebas y ha separado a las familias en las que hay personas contagiadas, por lo que los ciudadanos se han mostrado cada vez más inconformes.

Sin embargo, la escasez de alimentos se ha incrementado y, debido a las estrictas normas que se rigen en Shanghái, a los más de 25 millones de ciudadanos que habitan allí no se les permite salir a los supermercados ni han podido hacer nada al respecto.

El epidemiólogo Eric Feigl-Ding escribió un tuit en el que señaló que los habitantes de la metrópoli no podrán aguantar mucho más tiempo encerrados en sus hogares y que lo más probable es que haya saqueos en los próximos días.

El tuit incluye un video donde una persona narra lo que escucha desde los edificios de alrededor. “Al narrador le preocupa de que haya grandes problemas. En dialecto shanghainés, predice que la gente no podrá aguantar mucho más y adelanta que puede suceder una tragedia”, señaló el especialista.

El narrador, continúa Feigl-Ding, quien señaló que el video fue verificado con diferentes fuentes, usa expresiones como “yao ming le” y “yao si”, que significan “vida y muerte”, pero también, literalmente, “solicitar la muerte”. Según el epidemiólogo, el narrador advierte que algo grave ocurrirá si la situación continúa.

Adicionalmente, varios profesionales de la salud han reiterado públicamente que la nueva cepa del virus, ómicron, es tan infecciosa que los confinamientos no pueden contener el incremento de contagios.

Sin embargo, el régimen chino insiste en implementar medidas estrictas para frenar la crisis sanitaria, aunque estas normas han acarreado otros problemas.

Ahora, 25 millones de habitantes piden a gritos que se les entregue los productos de necesidad básica y, aunque el gobierno ha intensificado la asistencia en algunos puntos de la ciudad, en otras zonas la situación sigue siendo crítica.

Feigl-Ding posteó además un video donde se ve a personas saqueando. También se registran pequeñas protestas, advirtió.

La escasez de comida se debe a que los conductores están bloqueados y las aplicaciones de reparto no alcanzan a cubrir el servicio en muchas zonas de Shanghái. 

Yanzhong Huang, investigador principal de salud global en el Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York le dijo a la agencia AFP que la crisis que se está viviendo en este momento es “un resultado que se supone que la estrategia de cero Covid debe evitar”. 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also
Close
Back to top button