Tirador pone en vilo las calles de Memphis

EU (EL UNIVERSAL).- Un hombre desató el pánico en Memphis, Tennessee, cuando salió a conducir por la ciudad armado y disparando, aparentemente al azar, mientras transmitía en vivo. Las autoridades lograron detenerlo por la noche.

“El sospechoso está bajo custodia”, tuiteó la policía local. El hombre, identificado como Ezekiel Kelly, afroestadounidense de 19 años y quien conducía un Infiniti color azul claro es el responsable de los tiroteos, informó la policía de Memphis. De acuerdo con medios estadounidenses, habría al menos dos víctimas fatales.

El joven cambió su vehículo por una camioneta gris que habría robado a una mujer a la que baleó. La policía señaló que el sospechoso transmitió sus acciones por Facebook.

La Universidad de Memphis envió un mensaje a sus estudiantes informándoles que se había reportado un tiroteo cerca.

La Universidad Rhodes, que se ubica a unos 6.5 kilómetros, recomendó a sus alumnos que se resguardaran.

La policía tuiteó haber encontrado a un hombre baleado, y declarado muerto en el lugar. Parece corresponder con el que aparece en el video difundido en redes, en el que Kelly se baja de su auto, rapeando que “cuando un negro dice que no es una broma, no es una broma. Esta mier… es real”, antes de entrar a una tienda y disparar. Durante su transmisión, el agresor afirmó haber disparado contra cinco personas. La policía informó de otra mujer baleada, en estado crítico.

En su Facebook, Kelly tenía varias fotos de él armado. Karen Rudolph, vocera de la policía, señaló a NBC que aún se desconocían los motivos por los que Kelly decidió salir a disparar. De acuerdo con medios estadounidenses, Kelly, con residencia en Hitchcock Drive, Memphis, tiene arrestos anteriores por intento de asesinato en primer grado y por imprudencia temeraria en 2020. Fue condenado a tres años, pero fue liberado el 16 de marzo de este año. La policía emitió una orden de arresto por asesinato en primer grado para Kelly el miércoles por la noche.

En Facebook, sus posteos eran sombríos. En un mensaje a su madre, del 18 de agosto, escribió que “juro que no me iré sin pelear, lo prometo”.

En las horas previas a que saliera a disparar, reposteó una serie de mensajes anteriores, incluyendo uno de 2019 que decía: “Los chicos de mi casa convirtiéndose en perras, las chicas de mi casa deberían llevar mi ataúd”. Otro reposteo, de enero de 2020, decía: “¡Podría rezar e ir a cometer un pecado y luego ir a rezar de nuevo!”. La cuenta fue cerrada después de que el hombre fue identificado.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button