Ucrania reivindica ‘victoria’ en Jersón; Rusia inicia retirada

EU.- Ucrania reivindicó este jueves la reconquista de más de 40 localidades en el sur del país, donde las tropas rusas iniciaron una retirada de la región de Jersón, vista como un nuevo revés para el presidente Vladimir Putin.

“Hoy tenemos buenas noticias del sur”, dijo el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, durante su alocuación diaria. El mandatario señaló que 41 localidades fueron “liberadas” de la ocupación rusa.

Entre tanto, Estados Unidos anunció un nuevo paquete de ayuda de 400 millones de dólares para Kiev, que incluirá sistemas de defensa y misiles superficie-aire. El objetivo es reforzar la seguridad de Ucrania tras los recientes ataques aéreos rusos contra infraestructuras clave.

El ejército ruso anunció el jueves que comenzaba a replegarse en la región de Jersón. El Ministerio ruso de Defensa indicó en un comunicado que sus unidades se estaban trasladando “hacia posiciones establecidas en la orilla izquierda (en el este) del río Dniéper, conforme al plan aprobado” la víspera.

La retirada de las tropas de Moscú incluye la ciudad de Jersón, la única capital regional capturada por Rusia al inicio de su ofensiva en Ucrania a fines de febrero.

En concreto, Moscú pretende consolidar sus posiciones estableciendo una línea de defensa detrás del río Dniéper, un obstáculo natural.

Ucrania recibió el anuncio de Moscú con escepticismo. Zelenski sugirió que podría tratarse de una maniobra estratégica de Rusia.

El enemigo no nos hace ningún regalo, no manifiesta ningún ‘gesto de buena voluntad’, declaró Zelenski, afirmando que su país reaccionará con “extrema cautela”.

Silencio del Kremlin

“No podemos confirmar ni desmentir la información sobre una supuesta retirada de las tropas rusas de Jersón”, dijo a la prensa el general Oleksiy Gromov, representante del Estado Mayor ucraniano.

Pero añadió que, de espaldas al Dniéper, los rusos no tuvieron “más remedio que huir”.

Desde septiembre, las tropas rusas se enfrentan a una contraofensiva de Kiev en la región.

Jersón tiene una importancia estratégica por ser fronteriza con la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014, y era hasta ahora el mayor trofeo de campaña para los rusos en la ofensiva que comenzó el 24 de febrero.

En Mykolaiv, una gran ciudad del sur de Ucrania, ubicada a unos 100 kilómetros al noroeste de Jersón, los habitantes también mantienen la mayor cautela.

“No podemos confiar, nadie va a devolvernos nada así como así”, dijo a AFP Svitlana Kyrychenko, que trabaja como vendedora.

El Kremlin no ha hecho ningún comentario al respecto y anuló la rueda de prensa diaria de su portavoz el jueves.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, cuyo envío de armas a Ucrania ha sido crucial, estimó que la retirada de Rusia es una prueba de que Moscú tiene “problemas reales” en el campo de batalla.

La retirada de las fuerzas rusas de Jersón constituye “otra victoria” para Ucrania, coincidió el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

De confirmarse, esta retirada supondría un nuevo revés para Moscú, que ya se vio obligado a dejar la región de Járkov (noreste) en septiembre.

Si Rusia pierde Jersón, Ucrania recupera un importante punto de acceso al mar de Azov y Vladimir Putin pierde uno de sus mayores triunfos desde el inicio de la ofensiva.

Una retirada también expone al resto de las tropas rusas en la región de Jersón y plantea dudas sobre la capacidad de Moscú de controlar este territorio, una de las cuatro zonas ucranianas que Rusia decretó como anexadas en septiembre.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button